top of page
  • Foto del escritorMarcelo Santa María

¡A Roma los pasajes!


Si leíste nuestro post anterior y, sobre todo, hiciste el ejercicio, ya tiene un camino 🛣: tu objetivo está conectado, de alguna manera, con algo más grande que sí mismo, con algo trascendente.



Ahora, paso 2. ¿Quién eres o quieres ser en este camino al logro?... Uf, la pregunta rara (lo siento somos #PNL, preguntas nuevas) Más fácil, complete la oración. Cuando te imaginas a ti mism@ logrando tu objetivo eres como qué paisaje… como qué objeto… como que animal. Es decir, si piensas en tu Identidad como una metáfora o un símbolo.



Por su correlación fisiológica, las definiciones de Identidad (con Mayúscula) necesariamente deben decirse como símbolos o metáforas. El lenguaje descriptivo no basta.



Para probar, preguntamos a la inteligencia artificial cómo ve la PNL la Identidad y… misshh, re buena su respuesta. “El nivel neuro-lógico de identidad en la PNL se sitúa en lo más alto de la jerarquía de los niveles neurológicos y representa quién eres como persona en tu esencia más profunda. Este nivel abarca tus valores más fundamentales, tus creencias sobre ti mismo y tu sentido de identidad y propósito.”



El asunto de recordar quien eres en relación a tu objetivo vital es clave para tener un sentido. Sentido como dirección y sentido como significado. Volvamos al paso 2: Cuando estés logrando o en camino al logro de tu objetivo ¿En quién te estarás convirtiendo? Si logras balbucear un símbolo, gesto o emocional a este respecto sabrás cuando te estés desviando.



El paso 3 define a quienes tienen éxto de quienes no… ¿me crees? Espera el siguiente post… 😉 y danos un like si te gusto 🙂

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page